como parte de su proyecto 'Nightingale'

Google recopila sin permiso datos médicos de millones de estadounidenses

17.12.2019 | 16:12
Logotipo de Google a la entrada de sus oficinas de Nueva York.

MADRID. Google ha accedido a la información médica de millones de personas en Estados Unidos como parte de su proyecto 'Nightingale', en colaboración con Ascension, uno de los mayores sistemas de salud del país.

Según ha informado The Wall Street Journal (WSJ), Ascension dispone de más de 2.600 instalaciones, entre hospitales y consultas, al menos en 21 de los estados del país.

La colaboración con Google ha permitido la compartición de datos entre ambas partes, entre los que se encuentran resultados de laboratorio, historiales médicos y diagnósticos, con nombres y fechas de nacimiento, sin que pacientes ni doctores fueran notificados, según el medio citado.

Se estima que al menos 150 trabajadores de Google han tenido acceso a los datos de decenas de millones de pacientes estadounidenses, como ha sabido WSJ a partir de documentos internos y fuentes próximas al asunto.

Según los documentos internos, Google está trabajando en el desarrollo de un programa, basado en inteligencia artificial. El fin es crear una herramienta capaz de agregar los dispares datos de pacientes y alojarlos en un mismo lugar.

En un comunicado facilitado al medio citado, las dos compañías han asegurado que el proyecto 'Nightingale' cumple con las leyes federales en materia de Salud -en concreto, la 'Health Insurance Portability and Accountability Act' de 1996, permite la transferencia de datos con los socios sin tener que comunicárselo a los pacientes, siempre que el fin sean las funciones de atención médica- y que disponen de un sistema de protección robusto para los datos de los pacientes.

PROYECTO 'NIGHTINGALE' Proyecto 'Nightingale' engloba algunas soluciones en las que Google está trabajando con Ascension, pero que "aun no se han desplegado a nivel clínico", como explica la compañía en un comunicado.

Google anunció en julio, junto a sus resultados financieros del segundo trimestre, que "las soluciones de Inteligencia Artificial y 'machine learning' de Google Cloud están ayudando a organizaciones de atención médica como Ascension a mejorar sus servicios y resultados".

"Estas organizaciones utilizan Google para gestionar de manera segura los datos de sus pacientes bajo estrictos estándares de privacidad y seguridad. Ellos son los responsables de esa información, nosotros sólo prestamos servicios en su nombre", detalla la compañía tecnológica.

En el caso concreto de la colaboración con Ascension, Google ha indicado que trabaja en la modernización de su infraestructura llevándola a la nube, con el uso de las herramientas de productividad de G Suite para la comunicación de los empleados de Ascension, y mediante herramientas provistas a médicos y enfermeros para mejorar su atención a los pacientes.

En lo que respecta a los datos, Google asegura que el trabajo con Ascension "se ciñe a la regulación del sector (incluyendo HIPAA) en lo relativo a los datos de los pacientes". Y cita, además, el Business Associate Agreement, que regula el acceso a la Información Sanitaria Protegida (PHI, en inglés) con el fin de ayudar a los proveedores a ofrecer atención a los pacientes.

La compañía busca dejar claro que "con este acuerdo los datos de Ascension no pueden ser usados para otro fin que no sea el de proporcionar los servicios que se recogen en nuestra colaboración, y los datos de los pacientes no pueden ser combinados con ningún otro dato de consumo de Google", como asegura.|