Coronavirus: sí, también ha llegado a la moda

01.04.2020 | 17:22
Diseño de Louis Vuitton.

Si estás hasta las narices de leer informaciones en torno al coronavirus, tenemos malas noticias: también ha llegado al mundo de la moda.

Primero fueron las mascarillas de lujo y ahora las recomendaciones impresas en prendas. ¿Negocio?, ¿oportunismo?, ¿o simplemente moda que se adapta a la actualidad?

Lo curioso es que una de las primeras firmas en sacar partido de la situación ha sido americana y no europea o asiática, donde el virus de marras se está dejando notar con mayor virulencia. Se trata de la firma estadounidense Talentless (en castellano, Sin talento), creada por Scott Disick, también conocido por muchos como el Lord, el ex novio de Kourtney Kardashian. Instaurado como un miembro del clan Kardashian-Jenner, ha aprovechado su salto a la fama para hacer su propio programa de televisión y montar esta marca. Y ha sido la frase que más se escucha últimamente en todos los entornos la elegida para convertirse en protagonista: Por favor, lávate las manos. Este consejo, orientado a prevenir el contagio y la propagación del Covid-19, es ahora un mensaje estampado en los productos de esta marca para recordárnoslo una vez más. Todo para rendir homenaje a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, que afirma que el método para prevenir el contagio del coronavirus se basa en una buena higiene de manos, lavándolas con agua y jabón o con geles desinfectantes durante al menos treinta segundos ?además de evitar tocarse la cara, concretamente los ojos, la nariz y la boca?.

La colección de ropa que Talentless ha creado bajo este lema consiste en sudaderas, camisetas y pantalones, y plasma este mensaje de higiene en todas las prendas. Está disponible en tres colores ?blanco, negro y camel?, y ojo porque es una edición limitada, por lo que los gurús de la moda vaticinan que se va a agotar pronto. Las propias hermanas de la familia Kardashian-Jenner apoyan a Scott Disick y su proyecto, según afirman ellas mismas, concienciando a la población sobre el coronavirus. Algunas como Kourtney Kardashian o Kendall Jenner  han lucido ya sus prendas y han subido sus correspondientes fotografías a Instagram.

Mascarillas, ¿tendencia?

Si algún sector entiende de lujo ese es el de la moda. Por eso, cuando a algún producto se le pone la etiqueta De lujo, ahí ponen el ojo los especialistas fashion. Así que, si la fiebre por las mascarillas contra el coronavirus ha provocado que se conviertan en un artículo de lujo cada vez más caro y agotado en las farmacias, ahí está el mundo de la moda para encumbrarlas a las pasarelas.

Firmas de moda como Louis Vuitton y Fendi no lo han dudado y han decidido crear sus propias máscaras, mientras que entre las celebrities se ha vuelto popular compartir fotos en las redes usando mascarillas protectoras contra el Covid-19.

Gwyneth Paltrow es una de las numerosas celebrities que no quisieron perderse la Semana de la Moda de París a pesar de la rápida propagación del coronavirus en Europa. Y como muchas otras, decidió que teniendo en cuenta esta situación, la mejor opción era viajar con mascarilla y publicar un selfie en Instagram para mostrarlo a sus seguidores.

"De camino a París. ¿Paranoica? ¿Prudente? ¿Asustada? ¿Plácida? ¿Tranquila? ¿Pandemia? ¿Propaganda? Paltrow solo va a seguir adelante y a dormir con esta cosa en el avión. Ya he estado en esta película. Mantente a salvo. No des la mano. Lávate las manos con frecuencia", declaraba Gwyneth Paltrow en su post.

La polémica estaba servida, desdibujando los límites entre la prevención y el postureo en las redes sociales. Con este tipo de posts... ¿las celebrities muestran realmente la preocupación por el contagio o banalizan la enfermedad subiéndose al carro con la moda de las mascarillas, cuando cada vez es más difícil encontrarlas dentro y fuera de los focos de la enfermedad que está paralizando a buena parte del planeta?

Un lujo

Expertas en sacar partido de todo tipo de situaciones, las firmas de lujo han decidido llevar el problema a su propio terreno. Es el caso de Virgil Abloh, director ejecutivo de Off White y director creativo de la colección masculina de Louis Vuitton, que ha creado unas mascarillas de diseño terminando de convertir este producto sanitario (que recordemos,  escasea en farmacias) en un accesorio de moda.

Por supuesto, Fendi no se ha quedado atrás y también ha tenido en cuenta la alta demanda de mascarillas por parte de las insiders de la moda y ha diseñado su propio modelo, con el logo de la marca, en terciopelo negro.

Louis Vuitton, siguiendo la estela monogram, vende un modelo con su estampado archiconocido, pero también ha tirado de originalidad y ha diseñado otro con una sonrisa que muestra unos dientes en tono azulado.

Ante el exitazo de estas primeras incursiones, y con la larga vida que al parecer le espera al coronavirus, el mercado no-sanitario se ha puesto manos a la obra para sacar tajada. Aquí entran las mascarillas con motivos anime, dibujos de bocas e incluso la emblemática lengua roja de los Rolling Stones ?que vende la marca Urban Outfitters en su web y que ya está agotada?.

Gucci es una de las firmas a la que hay que reconocerle que lleva varias temporadas sacando a sus modelos a desfilar con todo tipo de artilugios en el rostro: desde pasamontañas hasta mascarillas. Billie Eilish, una de las caras visibles de la marca, ha llevado en varias ocasiones diseños de esta firma, tal y como hizo en la gala de los Grammy 2020 y en varios de los conciertos de su última gira. ¿La lucirá también en julio en el festival Mad Cool madrileño si es que llega a celebrarse? ¿Será historia para entonces el coronavirus?