El sector agroalimentario navarro acelera su digitalización para competir en los mercados

La Comunidad Foral espera la aprobación del PERTE de la cadena alimentaria para optar a fondos europeos - El proyecto Ebro Food Valley moverá mil millones de euros

13.11.2021 | 20:06
Una operaria trabaja en la zona de mezclado y pesado de las verduras.

El sector agroalimentario de Navarra acelera su digitalización para fomentar la competitividad en los mercados locales y globales. Esta estrategia incluye el impulso de la economía circular, un modelo eficiente y sostenible mediante el aprovechamiento de los recursos en todo el proceso productivo a través de su reducción, reutilización y reciclado.

SEGUNDO SECTOR ECONÓMICO DE NAVARRA


La agroindustria se convierte en la segunda actividad económica por peso en el PIB foral al representar el 5%; y también supone el 14% del PIB industrial. El sector agroalimentario emplea a más de 16.000 personas, pero si se incluye la agricultura y ganadería el número total llega a las 29.000 aproximadamente.

La digitalización y la economía circular se convierten en dos pilares clave para el sector agroalimentario, que están alineados con los objetivos de la UE para acceder a los fondos Next Generation.

LIDERAR LA INNOVACIÓN APLICADA A LA PRODUCCIÓN


En este contexto el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), con sede en San Adrián, lidera el proyecto Ebro Food Valley, para que Navarra lidere la innovación aplicada a la producción y a la manufacturación de todos los elementos de la cadena alimentaria. Su denominación posiblemente derivará a Spain Food Valley y moverá unos mil millones de euros.

Empresas de 16 comunidades están implicadas en esta iniciativa, presentada al Ministerio de Planas como manifestación de interés antes de confeccionar el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de la cadena alimentaria.

¿QUÉ SON LOS PERTE?


Los PERTE son estratégicos y contienen una gran capacidad de arrastre para el crecimiento, el empleo y la competitividad de la economía, a través de la colaboración público-privada, además de ser transversales a las administraciones.

Por el momento, se desconoce qué asignación de fondos europeos tendrá el PERTE de la cadena alimentaria. Las comunidades y el sector están a la espera de que el Consejo de Ministros apruebe este PERTE antes de que concluya el año, pero todavía no se sabe nada.

5.000 MILLONES DE FACTURACIÓN


Con una facturación anual de 5.000 millones, más 1.150 millones proceden del sector primario, Navarra dispone de una consolidada base agroalimentaria, que cubre toda la cadena de valor, desde la agricultura y ganadería hasta la industria, con empresas referentes como Ultracongelados Virto y Congelados de Navarra, en verduras congeladas; Florette Ibérica, en ensaladas y verduras frescas; Conservas Martiko, en productos de pato; Viscofan, en envolturas cárnicas; IAN, en conservas vegetales; Planasa, especializada en horticultura; o Berlys, en pan. Además, existe presencia de compañías extranjeras en la comunidad, como General Mills, Gelagri Ibérica, Mondelez International o Agrozumos, entre otras.

En un mercado global tan cambiante, estas compañías en colaboración con centros tecnológicos y otras instituciones deben invertir en I+D para ofrecer soluciones innovadoras a los consumidores.

CASI DIEZ MILLONES PARA I+D


Solo como ejemplo, entre 2018 y 2021, el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial ha apoyado iniciativas que ascienden a casi diez millones de euros para contribuir a mejorar la salud de las personas y para favorecer la competitividad de las empresas. Estos proyectos se enmarcan en los retos de alimentación personalizada y sostenible del Gobierno foral, susceptibles de recibir subvención.

noticias de noticiasdenavarra