¿Es igual de saludable el pescado en lata?

Azti quiere descubrir si tomar este alimento, junto con una dieta equilibrada, trae efectos positivos a la salud

07.03.2022 | 12:07
Las sardinas en lata son todo un clásico.

azti, el centro tecnológico vasco especializado en el medio marino y la alimentación con sede en Pasaia, Sukarrieta y Derio, va a llevar a cabo un estudio, denominado Tunacan, para descubrir si el pescado enlatado es "equivalente al fresco", si se puede "comer de forma habitual" y si el beneficio de su ingesta es comparable "al del pescado fresco en personas sanas". El estudio lo ha presentado Mercedes Caro, doctora en Biomedicina e investigadora del área de alimentación y salud en Azti. Una de las labores de este centro tecnológico vasco es realizar "análisis innovadores" en el ámbito de la alimentación que les permite "obtener información muy precisa para dar pautas alimentarias a grupos concretos", como pueden ser personas con sobrepeso o pacientes con cáncer.

"Una alimentación inadecuada tiene un impacto negativo en la salud e implica un elevado riesgo de enfermedades vasculares y las asociadas al sistema nervioso, además de trastornos digestivos y bajo rendimiento deportivo", señala Mercedes Caro, quien advierte de que "las dietas deficientes son la primera causa de muerte a nivel global por encima del tabaquismo", según un estudio llevado a cabo en Estados Unidos en 2019.



"Llevar una dieta mediterránea, basada en aceite de oliva, fruta, verdura, frutos secos, pescado y carnes magras, ayuda a reducir el riesgo de enfermedades que una dieta inadecuada puede provocar", comenta la doctora en Biomedicina de Azti. Ahí es donde entra el estudio Tunacan, que quiere "proporcionar una estrategia nutricional para aumentar la ingesta de pescado y estudiar la aceptabilidad de consumo regular del pescado enlatado dentro de una dieta saludable".

Azti quiere llevar a cabo el estudio en 150 adultos sanos que habitualmente coman poco pescado (un máximo de dos raciones semanales). Estas personas se dividirán en dos grupos: el primero llevará a cabo una dieta mediterránea clásica, mientras que en el segundo el consumo de pescado "se desglosará en comer pescado fresco y en conserva". El objetivo es responder a cuestiones como si la ingesta regular de pescado enlatado tiene un efecto positivo en la salud o si se puede introducir el pescado enlatado como base habitual para la ingesta de pescado.

Los interesados en tomar parte en el estudio pueden apuntarse en azti.es/mejorar-salud-y-alimentacion-estudio-cientifico y recibirán un menú general que deberán cumplir durante cuatro meses y recomendaciones nutricionales, además de "recetas con latas de conservas". La ingesta semanal de pescado será "una ración a la semana de pescado blanco, otra de azul y latas de enlatado".

La participación no es remunerada, pero incluye un informe con los resultados de la analítica de lipidómica de membrana al inicio y al final del estudio. Además, indica Mercedes Caro que "seguir estas recomendaciones nutricionales tiene un impacto positivo en el metabolismo y supone una mejora general en la salud".

El objetivo de Azti es que los participantes en el estudio "se queden con los buenos hábitos de alimentación más allá de estos cuatro meses".



noticias de noticiasdenavarra