Muerte definitiva

El olvido es la muerte definitiva

Iñaki Anasagasti Olabeaga 2019-12-27 Sonó como un trueno en la Casa de Juntas la voz del Lehendakari Aguirre leyendo en el Congreso Mundial Vasco celebrado en Paris en 1956, la carta de despedida del Consejero de Sanidad Alfredo Espinosa poco antes de ser fusilado en 1937. Terminaba la misma con un ¡Gora Euzkadi! y ¡Viva La